19 de gener de 2006

Hoy pensaba: evidentemente yo debo tener algo, emanar un no-sé-qué confiable... Porque yo sé que soy confiable, pero si me pongo a meditar 2 segundos, es un poco increíble lo que pasa. A la semana de conocerme, mi nueva jefa me da las llaves de su CASA, me pide que busque plata en su cartera, me da su clave del banco, sus claves de mail... Y no es sólo ella. Amigos me han dado casi sin dudar sus claves de tarjetas de crédito cuando he tenido un problema. Me han prestado mucha plata. Una vez J. se extrañó conmigo... ¿cómo podía ser que V., que apenas me conocía y aún no eramos amigos-amigos, ya "se hubiera dado cuenta de que podía confiar en mí"...? Porque, digamos, te puede salir muy mal... yo podría ser una que se aprovecha. Por mí pasa mucha (MUCHA) guita que no es mía, y yo devuelvo hasta las monedas. Yo soy así, yo lo sé... pero ¿cómo diablos lo sabe todo el mundo? ¿cómo lo sabe la gente que recién me conoce? En serio digo; quiero entenderlo. ¿Qué cosa hago que genera tanta confianza? Gente grossa, famosa, que podría estar más paranoica, me ha abierto las puertas de su casa, me ha dejado cuidar a sus hijos, me prestó su departamento en Nueva York -con todas sus pertenencias incluidas-, sus fotos, su intimidad... Me han contado secretos tremendos...
Y ojo, a mí me mata, me halaga hasta donde no se pueden imaginar, yo sé que ellos saben que pueden confiar en mí... la cuestión es... ¿cómo lo saben?

¿Estaré en alguna guía?