13 de setembre de 2005

G. tiene razón: que se esté construyendo una casa no es buena señal.

Por lo demás, se me murió mi primera (y única) planta, estoy cansada de limpiar y la espalda me está matando.

Ah, y se ha formado una pareja: lunes & Coto, un solo corazón.