8 de juliol de 2005


Pantalón piyama, camiseta, desauvillé, medias, taza (nueva, con leche caliente, que tengo entre mis manos cuando no escribo), frazada doble envolviendo mis pies, sentada en la computadora trabajando.

Con este frío no hay glamour que aguante.