3 de juny de 2005

Jazz, comidita y amigos y alguien que llega diciendo que los primos pierden por 4 a 0... ¿qué más se le puede pedir a un jueves lluvioso?