20 de maig de 2005

Gente que anda por ahí

El tipo va a mi mismo boliche, y con boliche digo café/cantina/restaurant/panadería de Palermo Hollywood.

Tres veces lo vi sentarse a leer, sentarse a escribir. Un habitué más. Café tras café.

Tiene cara de escritor, pensé.

Conoce a algunos que entran y salen, amigos que se encuentra, se ve que es del barrio.

Tiene cara de escritor, volví a pensar ayer. De dónde me suena...

Y finalmente me di cuenta. Corrí a mi biblioteca y allí estaba, sonriendo desde la contratapa.

Qué mal Martín que escribieras sobre el pibe de la mesa de al lado y no me miraras para inspirarte...


Yo que me veía como una chica Rejtman...